fbpx

El desahucio es una realidad legal que puede afectar tanto a propietarios como a inquilinos en España. Esta acción, mediante la cual se solicita la ayuda de las autoridades para expulsar a un ocupante ilegítimo de una vivienda, se enmarca dentro del ámbito del derecho inmobiliario y conlleva una serie de procedimientos y consideraciones legales que es importante comprender.

¿Qué es un desahucio de una vivienda?

El desahucio, según la definición de la Real Academia Española, implica el acto de desalojar a un inquilino o arrendatario de una propiedad por las causas expresadas en la ley o convenidas en el contrato. Es decir, cuando una persona ocupa una vivienda de manera ilegítima, se puede recurrir para recuperar la posesión de la misma.

Casos en los que procede instar el desahucio

Existen varias situaciones que se pueden dar:

  1. Okupación ilegal: Cuando una persona accede y permanece en una propiedad sin el consentimiento del propietario.
  2. Desahucio por precario: Se refiere a los casos en los que una persona habita una vivienda sin un contrato de alquiler formalizado, basándose únicamente en un permiso verbal del propietario.
  3. Desahucio por finalización del contrato: Cuando concluye un contrato de alquiler y el inquilino no abandona la propiedad.
  4. Desahucio por impago: Si el inquilino deja de pagar la renta o cualquier otra cantidad estipulada en el contrato de arrendamiento.

Procedimiento en España

El procedimiento de desahucio es de índole judicial y requiere seguir una serie de pasos legales:

  1. Iniciar el proceso judicial: Esto implica presentar una demanda ante el juzgado competente, la cual debe ser tramitada por un abogado especializado en desahucios.
  2. Juicio y resolución: El juez decidirá sobre la procedencia del desahucio, dando la posibilidad al inquilino de defenderse.
  3. Ejecución de la sentencia: Si el juez dictamina a favor del desalojo, se procederá a ejecutar la orden de desalojo.

Derecho a enervar el desahucio

La enervación del desahucio es la facultad del inquilino para evitar el desalojo pagando las cantidades adeudadas en un plazo determinado. Esta opción está regulada por la ley y puede ofrecer una oportunidad para resolver el conflicto de manera amistosa antes de llegar a la expulsión.

Conclusiones

En resumen, es un proceso legal complejo que involucra derechos y responsabilidades tanto para propietarios como para inquilinos. Es fundamental entender las causas que lo motivan, así como los procedimientos legales establecidos para su ejecución. Ante cualquier situación relacionada con el desahucio, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho inmobiliario para garantizar el cumplimiento de los derechos de todas las partes involucradas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

El presente Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en nuestra web así como para analizar el tráfico web de la misma. Además, compartimos información sobre el uso que el usuario haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales y publicidad. Para continuar navegando es necesario aceptar expresamente la Política de Cookies que puedes consultar haciendo política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés Lega Integra LGN Medios