fbpx

Con la llegada del verano, tus trabajadores están deseando irse unos días para disfrutar de su merecido descanso; el problema es que, a la hora de organizar tu empresa es posible que surjan discusiones. Por eso, en este post te mostramos cómo gestionar las vacaciones de tus empleados.

Para Recursos Humanos, gestionar las vacaciones de los empleados es una de las tareas más difíciles del año. Además, este año muchos se encontrarán, por primera vez, organizando el trabajo de empresas que no cuentan con la presencia de sus empleados en oficina.

Todos los empleados tienen derecho a disfrutar de unos días de vacaciones; estos vienen regulados en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores y existen unas normas que se debes seguir:

  • Los empleados tienen derecho a disfrutar de vacaciones retribuidas. Como mínimo, tienen derecho a 30 días naturales, por año trabajado, en una empresa.
  • Las vacaciones anuales son un derecho irrenunciable.
  • Las vacaciones no disfrutadas sólo pueden abonarse en caso de jubilación, Incapacidad Permanente, por la finalización del contrato o despido.
  • Los días naturales a los que tiene derecho el trabajador incluyen domingos y festivos; por eso, si quieres saber cuántos días laborables les corresponden a tus trabajadores tienes que calcularlo de la siguiente forma.
    • Vacaciones por días naturales: al empleado le corresponden 2’5 días de vacaciones al mes, ya que lo que se hace es dividir 30 días naturales entre los 12 meses del año.
    • Vacaciones por días laborables: al trabajador le corresponden 1’8 días de vacaciones mensuales al dividir 22 días laborables al mes entre 12. 

       En qué basarse para organizar las vacaciones de tus equipos

      Orden de prioridad

      La organización de los turnos de vacaciones pueden desembocar en un motivo de conflicto y generar un clima de malestar. A veces, los empleados se ven obligados a tomar sus vacaciones por el cierre de la empresa o bien intensificar sus horarios en temporada alta. En estos casos, suele ser imposible compaginarlas con las vacaciones escolares o la conciliación con la vida personal. Por otro lado, nos encontramos a la mayoría de los empleados solicitando sus días libres en los meses de verano, aumentando las posibilidades de coincidir entre miembros del mismo equipo.

      Para fomentar un buen clima laboral y evitar malentendidos, las empresas suelen contar con un sistema de prioridad. Esto básicamente son criterios por los que unos empleados, que cumplen determinadas circunstancias, pueden pedir sus vacaciones antes que otros. La transparencia de estos términos aumenta la empatía y reduce el conflicto entre trabajadores a la hora de consensuar los turnos. Estos criterios están basados generalmente en:

      Empleados con hijos

      Muchas empresas priorizan, en la elección de los días de vacaciones, a aquellos trabajadores con hijos menores de edad para que puedan adaptarlas a las vacaciones escolares. La intención es favorecer la conciliación familiar y laboral tan ansiada por los empleados.

      Antigüedad en la empresa

      Para compensar la fidelidad del trabajador, algunas empresas permiten que sean los primeros en elegir, aquellos trabajadores que más tiempo llevan en la empresa o en un determinado.

      Sistema rotativo

      Probablemente, el criterio que aspira a ser el más justo de todos. Se establece un sistema rotativo en el que todos los empleados, durante su vida en la empresa, tendrán preferencia al elegir.

      Convenio y contrato

      Aunque en cada convenido se especifican los días mínimos de vacaciones que debe disfrutar el empleado, también pueden incluirse aquellas fechas en las que un empleado no podrá solicitar días de vacaciones. Además, pueden detallarse periodos de tiempos concretos, en los que se requerirá un compromiso por parte del trabajador. Bien por previsión de alto volumen de trabajo o, por el contrario, cierre de la empresa.

      Independientemente de la causa, este tipo de información se debe manifestar en el contrato, el empleado debe conocerla y estar de acuerdo. El responsable de Recursos Humanos siempre tiene que estar al tanto de las especificaciones del convenio de cada trabajador.

      Errores habituales

      A la hora de gestionar las vacaciones de tus empleados es muy habitual que surjan problemas; a continuación te mostramos los errores más habituales.

      • Falta de comunicación: suele ser el problema más habitual en la gestión de las vacaciones de los empleados; la empresa debe conocer las necesidades de sus trabajadores y estos deben saber, en todo momento, cuando son imprescindibles en la entidad.
      • Mala previsión: deben quedar claras todas las tareas que hay que cubrir durante el período vacacional; de esta forma, no se olvidarán las tareas más importantes cuando falte la mitad de la plantilla.
      • Excesiva rigidez: una rigidez excesiva, por parte de la empresa, a la hora de repartir las vacaciones puede molestar a los trabajadores.
      • Olvidar los festivos locales: si tu empresa se rige por los días laborables, los festivos no cuentan para gestionar las vacaciones de tus empleados.
      • Excesiva antelación: los trabajadores quieren saber qué días tienen de descanso lo antes posible; el problema es que siempre pueden surgir imprevistos que lo cambien todo. Por ejemplo, las bajas por enfermedad o la asignación de nuevos proyectos pueden desestabilizar el calendario de gestión del responsable de Recursos Humanos.

Artículos relacionados

Uso de cookies

El presente Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en nuestra web así como para analizar el tráfico web de la misma. Además, compartimos información sobre el uso que el usuario haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales y publicidad. Para continuar navegando es necesario aceptar expresamente la Política de Cookies que puedes consultar haciendo política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Chatea con nosotros
Hola
¿En qué podemos ayudarte?