Subastas inmobiliarias: cómo funcionan y cómo participar

6 Marzo, 2015   Compra / Venta, Vivienda

Decisión judicial

La subasta de inmuebles siempre ha estado bajo sospecha. Los subasteros son la figura más visible de un sistema opaco del que no puede participar el común de los ciudadanos. El Gobierno quiso hacer más transparente el procedimiento y para ello aprobó en 2013 la creación de un portal único de internet para todas las subastas judiciales de bienes muebles e inmuebles.

La nueva normativa del Gobierno busca fomentar la participación de postores. El sistema busca fijar el precio de la vivienda de forma ágil. Desde la empresa Tulipp Salones y Subastas, se estima que con esta modalidad se harán unas 12.000 compraventas al año. Para 2014, se espera un 20% del total de operaciones sean de este tipo.

El Portal de Subastas Judiciales del Ministerio de Justicia pretende ser un punto de acceso único a información pública sobre subastas judiciales. Además, permite el seguimiento y la participación, con total seguridad, en subastas judiciales a través de Internet.

En las subastas inmobiliarias, los inmuebles que se ponen a la venta proceden de embargos y se comercializan a precios económicos. Como cuenta el Colegio de Agentes Inmobiliarios de Cataluña, la mayoría de veces no aparece ni siquiera un postor que puje por la vivienda. Por eso, las subastas de casas se las acaban adjudicando casi siempre los bancos.

De hecho, la presencia de los bancos ha eliminado la figura del subastero, que representaba a algún inversor y que tenía el objetivo de comprar los bienes inmuebles para revenderlos más caros.

Las subastas judiciales son subastas celebradas por los Juzgados, según el procedimiento de ejecución contemplado en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. La ley marca que el banco se puede adjudicar la vivienda por el 70% del valor del inmueble.

Con el nuevo mecanismo se ha reducido del 20 al 5% la cantidad de dinero que se necesita antes de participar en una subasta inmobiliaria. Además, el postor puede revisar previamente el piso o propiedad. Posteriormente, se le descuenta un 2% del importe de la adjudicación.

El plazo desde que se pide la celebración de la subasta hasta que se realiza suele ser de dos meses. Hasta que se produce el desahucio acostumbran a pasar otros dos meses.

Artículos relacionados