2015, ¿el año de la consolidación del mercado inmobiliario?: claves que marcarán el nuevo año

22 Diciembre, 2014   Construcción, Vivienda

2015 001

2015 puede ser el año de la consolidación y mejora del mercado inmobiliario. 2014 ha supuesto un cambio de tendencia en el mercado inmobiliario: aumento de las ventas, estabilización de precios o caídas inferiores a 2013 y sobre todo, el inicio de obra nueva tras años de paralización y un gran movimiento en el mercado de suelo, especialmente en Madrid. Según la compañía de márquetin inmobiliario Foro Consultores, en 2015 se consolidará esa tendencia. Ya hay consenso entre la mayoría de los actores del mercado sobre la salida del túnel y el fin de la recesión del ladrillo. El aumento de la demanda, la oferta, las Administraciones y las entidades financieras serán algunos de los protagonistas.

La demanda Según este análisis, del que se hace eco el blog de Fotocasa, la demanda aumentará a lo largo de 2015, dado que las expectativas económicas son mejores, si bien es cierto que esa demanda será la solvente, que lleva años retenida a la espera de que las circunstancias mejorasen. La que actualmente es menos solvente también subirá, aunque lo hará al ritmo que crezca el empleo porque sin empleo no hay demanda. Igualmente, se incrementará la demanda internacional, una de las protagonistas de 2014, porque los nubarrones sobre la economía española se van disipando y los precios de los inmuebles están en niveles mínimos. Todo esto, sin olvidar la demanda de reposición que se verá potenciada, uno de los segmentos más deprimidos durante los últimos años, dadas las dificultades para vender una vivienda y acceder a otra y a la vez conseguir financiación. Sin embargo, en 2015 este tipo de demanda será la gran protagonista, situación avalada por los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que destaca el aumento de la compraventa de vivienda, especialmente en segunda mano. La oferta En este mercado pueden producirse dos situaciones contradictorias: habrá zonas con sobreoferta, mientras que en otras el excedente disminuirá visiblemente. Durante 2014, los grandes inversores (fondos de inversión) se preocuparon de comprar grandes paquetes de viviendas que aún no han sacado rotundamente al mercado. En las áreas donde coincidan esas viviendas es donde puede darse una oferta mayor.
Frente a esta situación, hay zonas del centro de las ciudades donde ya no hay vivienda nueva y por eso la oferta será escasa. De hecho, la promoción de vivienda nueva será otra de las actividades destacadas para 2015, aunque en lugares determinados de Madrid, Barcelona, Sevilla u otras ciudades más pequeñas. En general, en áreas donde se constate que el stock haya disminuido significativamente. Por su parte, las viviendas de la Sareb, que a priori deberían estar en el mercado, tampoco saldrán de momento, ya que la actividad de este organismo está pendiente de la adjudicación de sus tres carteras principales. Los dinamizadores del mercado Las Administraciones Públicas y las entidades financieras serán otros de los grandes agentes del mercado en 2015. Las entidades financieras se encuentran más saneadas y han abierto el grifo de la financiación para usuarios finales en mejores condiciones; incluso se observa cierto movimiento en la financiación al promotor. Respecto a las Administraciones Públicas, éstas tendrán un papel fundamental para agilizar los nuevos planeamientos urbanísticos, licencias de obra y firmar un mayor número de convenios entre entidades públicas y privadas. Además, tras las desinversiones que están realizando tendrán más dinero para acometer nuevos proyectos, como es el caso de la nueva ciudad de la Justicia que proyecta la Comunidad Madrid. 

 

Artículos relacionados