Cinco factores a tener en cuenta al construir en un terreno inclinado

terreno inclinado

Construir en un terreno inclinado suele verse como una dificultad, ya que las viviendas situadas en un terreno inclinado deben ser niveladas teniendo muy en cuenta las medidas y se deben considerar los diferentes niveles del terreno a la hora de realizar la construcción. Sin embargo, se debe tener en cuenta que construir en un terreno inclinado puede tener también muchas ventajas, tal y como os presentamos a continuación:

Un terreno inclinado, contrario a lo que usualmente se piensa, tiene muchas ventajas. Para empezar, suelen ser terrenos con mejores vistas, lo que sube el valor de las viviendas, suelen ser más económicos que los terrenos planos aun teniendo la misma superficie, son menos demandados, por lo que es más fácil comprar un terreno inclinado que uno plano…

A continuación, os presentamos cinco factores que deben tenerse en cuenta a la hora de construir en un terreno inclinado:

  • La orientación de la pendiente: Cuando se construye en un terreno inclinado se debe considerar la orientación de esta inclinación, ya que la pendiente puede tener ventajas si está orientada hacia el sur, ya que facilita que la casa reciba la luz del sol a cualquier hora del día, pero si se encuentra orientada hacia el norte puede ser una casa muy oscura y fría, ya que solamente recibiría la luz solar desde esta orientación.
  • El grado de inclinación de la pendiente: Se debe considerar también como un factor importante al construir en un terreno inclinado que la pendiente puede hacer más difícil la construcción de la casa. La maquinaria, el traslado de materiales… todo se dificulta cuando se construye en un terreno inclinado
  • Es necesario tener información sobre el terreno: Cuando se construye en un terreno inclinado se debe conseguir previamente información sobre este terreno para evitar los problemas descritos con anterioridad. A esta información se le llama “levantamiento topográfico”. Gracias a esta información se puede saber con exactitud el nivelado del terreno y el ángulo de inclinación de la pendiente. Datos que ayudarán a la hora de organizar la obra.
  • Tipo de suelo: Es necesario conocer el tipo de suelo en el que se quiere construir una casa siempre antes de comenzar cualquier obra, pero con más motivo si se pretende construir en un terreno inclinado. Para conocer estos datos se debe hacer un estudio de suelo, también llamado estudio geotécnico.
  • Prever los problemas: Es muy importante prever los problemas que pudieran surgir por tener una construcción en un suelo inclinado. Para ello se deben realizar diferentes estudios de forma previa a la construcción de la vivienda. Estos estudios nos darán los datos que necesitamos para construirla.

En DeFerst, empresa filial de Grupo EM, contamos con profesionales especializados en el mundo de la construcción. Contacta con nosotros llamando al 91 694 16 24 o a través de la página web y te informaremos.

Fuente: Abaut-haus

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *