Préstamo entre particulares o cómo comprar una vivenda sin pedir una hipoteca al banco

16 Mayo, 2014   General

En tiempos de crisis y con los bancos exigiendo más requisitos que nunca para concedernos una hipoteca, quien desea comprar una vivienda debe buscar otras fuentes de financiación. Los préstamos entre particulares se han convertido en una alternativa.

Un préstamo entre particulares se basa en el acuerdo entre dos personas que no recurren a la intermediación de ninguna entidad financiera. En todo caso, es necesario formalizar un contrato y cumplir una serie de requisitos.

Aunque tienen sus limitaciones, los préstamos entre particulares ofrecen flexibilidad e inmediatez. Además, no exigen garantías ni intereses elevados.

Para certificar el préstamo entre particulares podemos ir al notario o formalizar un contrato privado. Es básico que figuren las partes implicadas, la cantidad, las cuotas de devolución, los plazos y los intereses que se vayan a aplicar. Después, habrá que elevar el préstamo a Hacienda con el detalle de los intereses para especificar las cantidades sujetas a la tributación por compra de vivienda.

En este sentido conviene diferenciar si estamos ante una donación encubierta o ante un préstamo entre particulares. El sindicato mayoritario de los técnicos de Hacienda, explica que en un préstamo personal hay una voluntad de devolverlo, pero no en una donación encubierta que escapa al control de la Agencia Tributaria.

Un préstamo personal implica cuatro impuestos y una deducción:

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El prestamista debe liquidar este tributo al hacer la declaración de la renta, aunque está exento de abonarlo porque se trata de un préstamo entre particulares.

Impuesto de Donaciones

Si realmente es un préstamo entre particulares para la compra de una vivienda, no existe donación. Por eso, no hay que informar del tributo ni pagar por él.

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

Si el prestamista cobra intereses deberá declararlos ante Hacienda como rendimientos del capital inmobiliario.

Deducción por vivienda habitual

Si has recibido un préstamo personal para comprar un inmueble y demuestras que lo has utilizado para ese fin, podrás deducirlo por inversión en vivienda habitual.

 

Artículos relacionados