La ONU calcula que en el mundo unos mil millones de personas viven en barrios marginales

7 Octubre, 2014   General

La tendencia se mantiene y cada vez más gente vive en las ciudades y menos en los núcleos rurales. En este momento, el 54% de la población mundial vive en centros urbanos, según ONU-Habitat, la agencia de las Naciones Unidas sobre los asentamientos humanos. Es más, sus proyecciones apuntan que ese porcentaje alcanzará el 66% en 2050.

El mayor problema de ese movimiento hacia las ciudades es que lleva a millones de seres humanos a vivir en infraviviendas o como poco en condiciones de pobreza. Según la agencia de la ONU, cerca de 1.000 millones de personas residen en barrios marginales y viviendas inadecuadas. Esta cifra no hace sino aumentar por la creciente urbanización, el incremento demográfico y por los movimientos migratorios.

Este lunes se conmemora el Día Mundial del Hábitat. Con ese motivo, el secretario general de ONU Hábitat, el español Joan Clos, ha difundido un mensaje que quiere seguir el espíritu del lema de la celebración, ‘Voces de los suburbios’. Se quiere así visualizar las condiciones de vida en algunas zonas del planeta. “Raramente hay algún espacio público en estas áreas y no existe distribución de las calles, lo que significa que no hay transporte público ni acceso a los servicios de emergencia”, dice el exalcalde de Barcelona.

En los Objetivos de Desarrollo del Milenio se incluía un compromiso para mejorar la vida de 100 millones de habitantes de suburbios para 2020. Pero la velocidad de los acontecimientos puede más. Así, Clos reconoce que “con la creciente urbanización, el número de personas que han nacido o están en movimiento en estas áreas es cada vez mayor y el número total de personas que viven en barrios pobres sigue aumentando”

Las personas que viven en barrios pobres están más expuestas al cambio climático. Ello porque viven en casas a menudo construidas precariamente en pendientes o en espacios inadecuados y con materiales inapropiados. Todo ello les hace vulnerables a deslizamientos de tierra, inundaciones y terremotos.

Artículos relacionados