Inversión de Sujeto Pasivo, ¿qué narices es eso?

7 Mayo, 2015   General

A lo largo de estos meses muchos han sido los clientes que han llamado o se han presentado en nuestras oficinas de la C/Getafe 3, preguntándonos qué era eso de la Inversión del Sujeto Pasivo que le decía su proveedor.

La Inversión del Sujeto Pasivo es el sistema que se creó en el origen del Impuesto sobre el Valor Añadido, de cara a la primera fase de adaptación IVA en los países comunitarios. La idea del impuesto era que todas las compras entre países de la UE tributasen en destino, pero como los tipos de los países de la Unión eran diferentes, se decidió que tributasen en un primer momento en origen hasta su homogeneización, la cual hasta la fecha no se ha producido.

El método para que estas operaciones tributasen en origen es la Inversión de Sujeto Pasivo, de tal forma que los que venden bienes a la UE tributarán, como regla general, en el país desde que se envía el bien, soportando y repercutiendo el propio vendedor la cuota del impuesto.

Este sistema de Inversión de Sujeto Pasivo, se fue utilizando con el desarrollo del Impuesto para diferentes casos que buscaban, además de un perfeccionamiento técnico del mismo, luchar contra el fraude fiscal en determinadas operaciones. Así, una de las primeras novedades de este sistema fue adaptarlo a la compra-venta de determinados inmuebles, como es el caso de la segunda entrega de inmuebles entre empresarios o profesionales, o la ejecución de obras.

La última de las operaciones afectadas por este mecanismo tributario, fueron los revendedores de determinados bienes (teléfonos móviles, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles y tabletas digitales) que si superan un determinado volumen de negocio, se les debe facturar con Inversión de Sujeto Pasivo.

Si usted se encuentra afectado por esta medida y tiene dudas sobre su funcionamiento, póngase en contacto con nosotros y le daremos una guía que le facilitará su trabajo y le resolverá todas las dudas que le puedan surgir

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *