Construir una casa desde cero: qué puede encarecer la obra

28 Enero, 2014   General

En tiempos de crisis toda alternativa de vivienda debe ser tenida en cuenta. No es España un país dónde muchos quieran o puedan construir su propia casa, pero si tenemos terreno a buen precio hacerlo puede ser una buena opción. Antes hay que hacer muchos números, sin duda. En lo que se refiere a la casa en sí, deberemos contar con el asesoramiento de algún arquitecto. Y tener clara una idea: cuanto más nos apartemos de una vivienda estándar más caro nos saldrá.   En Plan Reforma resumen en estos cinco elementos básicos la lista de lo que encarece el presupuesto para construir una casa:

Terreno

Si la parcela tiene mucha pendiente y queremos hacer muchos movimientos de tierras, deberemos pensar que el precio será un poco más caro. De igual modo, si el terreno elegido tiene mucha presencia de rocas y queremos hacer un sótano o si, al contrario, sabemos que el nivel freático está cercano.

Calidad de acabados

Lo mismo ocurre con los acabados. Si nos encaprichamos con materiales más caros, por encima del estándar medio, deberemos incrementar la partida de acabados.

Diseño exterior: forma y ventanas

Si la forma de la casa va a ser irregular, habrá más superficie de fachada, por lo que el precio también aumentará. El tamaño de las ventanas también puede ser una partida muy importante. Un diseño con ventanas de tamaño más estándar (150x150cm) será más económico que grandes ventanales con puertas correderas de varias hojas.

Complejidad estructural

Intentar realizar espacios con grandes distancias entre pilares o paredes estructurales encarece el coste de la estructura.

Pedir presupuestos una vez tengáis el diseño y las mediciones de la obra

Una vez que la forma y la distribución estén diseñadas, el arquitecto realizará unas mediciones de la obra. Estas mediciones sí se ajustan mucho a la realidad. Con estas mediciones podremos pedir presupuestos a varias constructoras que podrán, así, realizar el presupuesto en base a lo mismo, con lo que será posible comparar los presupuestos fácilmente. La conclusión es que dar un presupuesto a “mano alzada” sin haber realizado previamente como mínimo un anteproyecto de obra no es demasiado fiable. Es importante conocer una aproximación.

Artículos relacionados