Cómo decorar el pasillo para sacar partido a una zona de paso

21 Marzo, 2014   General

Los pasillos –antes largos y casi infinitos y ya no tanto– no son fáciles de decorar. En realidad, lo que ocurre es que muchas veces, a la hora de decorar, se quedan en el olvido  por ser zona de paso y no de estar. Pero como explica el canal de decoración y reformas de Fotocasa hay que aprovechar las posibilidades prácticas y decorativas de esta parte de la casa. Se trata de encontrar un equilibrio entre estilo y practicidad con unas premisas básicas.

Lo más importante es ir y venir

Es una zona de paso, por lo que la transición por él deberá ser lo más cómoda posible. Por eso no debemos sobrecargarlo de muebles u objetos voluminosos que puedan entorpecer los movimientos. En ese sentido, conviene no situar muebles junto a las puertas de las habitaciones para evitar golpes.

Colores claros

Puesto que reflejan la luz, los tonos más adecuados para decorar el pasillo son los claros y neutros. El blanco y el beige son los más comunes. Si tenemos un recibidor amplio se puede experimentar con colores fuertes y alegres.

Luz que amplíe espacios

La iluminación permite ampliar o estrechar visualmente el espacio. Un pasillo con techos bajos debe tener luz cenital, con focos en el techo o apliques en la parte superior de las paredes que llenen de luz el pasillo. En cambio, uno con techos altos debe iluminarse con apliques colocados a una altura inferior para evitar el efecto túnel.

Decorar el pasillo

El uso de rayas o maderas horizontales ayuda a ensanchar visualmente el espacio; las verticales otorgan sensación de mayor longitud al pasillo, haciéndolo más estrecho y con techos más altos. Para hacer el pasillo más corto y reducir su altura, colocaremos un zócalo pintado o empapelado a mitad de altura de la pared.

Mobiliario o no

Si el pasillo es muy amplio podemos colocar armarios empotrados, cómodas o cajoneras y hasta crear una zona de trabajo. Si es un pasillo estrecho mejor no excedernos y acudir sólo a percheros, zapateros, paragüeros o lámparas de pie. En el caso de un pasillo en “L” se puede colocar una butaca o sillón en la esquina.

Espejos, objetos y plantas

Los espejos crearán sensación de amplitud. Las alfombras deben ocupar sólo la zona central del pasillo. Las plantas y flores, en los rincones.

Artículos relacionados