Archivo de la etiqueta: paro

Hoy en día, debido a la inestabilidad laboral existente, no sólo es importante saber cómo buscar empleo, sino que también hay que saber qué hay que hacer cuando el contrato de trabajo finaliza. Esto incluye el hecho de apuntarse al paro, es decir, cómo y cuándo se debe presentar la solicitud en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el cual depende del Instituto Nacional de Empleo (INEM).

¿Apuntarse al paro es obligatorio?

Es una opción que tienen a mano todos los trabajadores y no es obligatorio. Sin embargo, mientras que para personas que están trabajando o está buscando empleos a tiempo parcial es una opción más para la búsqueda de empleo (y no siempre la más eficaz), para los que están desempleados, y especialmente para aquellos que acaban de quedarse sin empleo, el paro es el primer paso para poder solicitar subsidios.

Cómo apuntarse al paro

Para inscribirse como demandante de empleo en el SEPE, hay que ir a las oficinas autonómicas del Servicio Autonómico de Empleo (SAE) de forma presencial, aunque no siempre. Aunque no es posible apuntarse al paro a través del teléfono, sí es posible iniciar dicho proceso por internet, y, ¿cómo?, a través de las páginas web de las SAE.  No obstante, en muchos casos puede que se soliciten una serie de documentos que sí es necesario aportar físicamente.

Pasos a seguir

Para obtener el paro, hay que estar en la oficina correspondiente en el horario dispuesto para ello, de 9 de la mañana a 2 de la tarde, para después acudir al mostrador de inscripciones. No hace falta tener cita previa. Se debe aportar esta documentación:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI) o, en el caso de ser extranjero, Número de Identidad del Extranjero (NIE), pasaporte y permisos de residencia y trabajo.
  • Cartilla de la Seguridad Social.
  • Justificaciones y certificados académicos de aquellos títulos que se quiera hacer constar en la inscripción.
  • Otra documentación que pueda ser de interés para la solicitud (vida laboral, acreditación de prácticas…).

El funcionario presente realizará una serie de preguntas, entre ellas una serie de datos personales y laborales, además de:

  • ¿Qué tipo de trabajo buscáis?
  • ¿Qué disponibilidad horaria tenéis?
  • ¿En qué zona geográfica buscáis el trabajo?

Tras ese cuestionario, se entregará el documento DARDE, que es lo que comúnmente se conoce como la tarjeta del paro. Si se pretende pretender pedir alguna ayuda o subsidio, se debe hablar con los funcionarios del SEPE con cita previa. Existen ayudas de todo tipo, desde los subsidios de desempleo a todo tipo de ayudas familiares, además de la Renta Activa de Inserción (RAI).

Renovar el paro

La inscripción al paro es válida durante 3 meses. Después, hay que renovarla. El proceso para renovar la inscripción de demanda de empleo puede hacerse de forma presencial en las oficinas o a través de Internet.

Esta renovación es necesaria para poder regular el número de personas inscritas y actualizar la base de datos. En caso de no hacer la renovación dentro de los plazos, se reiniciará el proceso desde cero. En caso de no renovar la demanda, además, se suspendería el pago de las prestaciones solicitadas en base a ella.

Obligaciones que implica apuntarse al paro

Uno se apunta como demandante de empleo, es decir, se declara como alguien que quiere trabajar si surge a oportunidad. En caso de que se haya solicitado una ayuda de algún tipo, el demandante no puede rechazar ninguna oferta que se le proponga, ya que eso implicaría dejar de percibir la prestación en cuestión. Por el contrario, si no se ha solicitado ayuda ni subsidios de ningún tipo, el demandante podrá elegir las ofertas más interesantes y rechazar aquellas que no quiera.

¡Buenos días!

Hoy queremos hablar sobre los tipos de ayudas por desempleo que existen, ya que, desgraciadamente, nadie está exento de estar en esta situación.

La seguridad social española protege a quienes, pudiendo y queriendo trabajar, pierdan su empleo o vean reducida su jornada ordinaria de trabajo.

Os adelantamos que, si se extingue la relación laboral por baja voluntaria, no tendremos derecho a paro.

TIPOS DE AYUDAS

Prestación contributiva por desempleo

Son necesarios dos requisitos:

  • Encontrarse en situación legal de desempleo y dado de alta en la Seguridad Social
  • Tener acumuladas cotizaciones como mínimo durante 12 meses en los seis años anteriores a quedarse en paro y que no estén consumidas.

Subsidio por desempleo

Pueden solicitarlo:

  • Trabajadores que pierden involuntariamente su trabajo y aun teniendo cotizaciones no llegan al mínimo necesario para optar a la prestación contributiva.
  • Parados que han agotado su prestación contributiva y tienen responsabilidad familiar o mayores de 45 años que hayan agotado su prestación contributiva.
  • Para colectivos específicos como: liberados de prisión, víctimas de violencia de género, mayores de 45 años, o los mayores de 55 años, que deben haber cotizado al menos seis años a lo largo de su vida laboral.

Ayudas extraordinarias

Existen dos ayudas para los que hayan agotado las opciones anteriores:

  • La Renta activa de Inserción: protege a colectivos con dificultades para encontrar trabajo: discapacitados, parados de larga duración mayores de 45 años o víctimas de violencia de género, con una ayuda de 430 euros al mes.
  • El subsidio extraordinario por desempleo: es una ayuda de seis meses de duración con 430 euros mensuales para desempleados que han agotado todas las ayudas y tienen responsabilidades familiares (hijos menores de 26 años o cónyuges)