Archivo de la etiqueta: negociación

Buenos días! ¡Feliz jueves! Hoy os traemos una publicación que os puede ayudar a tomar una decisión. Porque conforme van pasando los años y te encuentras en una situación más estable, te haces una pregunta, ¿alquilar o comprar? Esta entrada estará centrada en el alquiler, cuáles son las ventajas e inconvenientes de vivir en una casa alquilada. Vamos a ello.

Ventajas

  • El primer punto positivo es que, con el mismo presupuesto, puedes vivir en una zona más céntrica y accesible, además de disfrutar de un piso o casa más grande y con más equipamiento.

 

  • ¿Qué supone alquilar? Implica menos papeleo y menos gestiones y, además, menos dinero. Ya que en el momento inicial necesitarás menos dinero para alquilar que para comprar una casa.

 

  • En relación al punto anterior, alquilar una casa también supone llevar un mayor control sobre los gastos. Si compras una casa puedes verte, de manera imprevista, con derramas y gastos que no esperabas. Sin embargo, al firmar un contrato de alquiler, el pago está pactado mes tras mes.

 

  • Decidirte a alquilar una casa cuesta menos que tomar la decisión de comprar una. También es un plus, porque, ¿y si al final no te gusta la casa o tu presupuesto baja? Menos mal que la has alquilado y no comprado. Podrás cambiarte más fácilmente, sin necesidad de llevar a cabo gestiones de venta de la vivienda. El alquiler se ajusta a ti y no al revés.

 

Inconvenientes

  • Tienes que tener obligatoriamente una relación con casero, porque la relación del arrendatario y arrendador conlleva negociar muchos aspectos del alquiler, gastos, duración del contrato…

 

  • En relación al primer inconveniente, que el piso no sea tuyo requiere que necesites pedir permiso para llevar a cabo casi cualquier mejora, como pintar o reformar. Además, toda inversión que hagas la perderás una vez abandones la vivienda.

 

  • Porque por muchas reformas, el piso no será tuyo y cabe la posibilidad de que una vez finalizado el contrato, el propietario decida no seguir alquilando la vivienda. Tendrás que marcharte, quieras o no quieras.

 

  • Otro inconveniente es que los precios de los alquileres suben generalmente todos los años (en función del IPC).

 

Son muchas las cuestiones para alquilar una casa. Por un lado, te quitas de muchos quebraderos de cabeza, pero por otro, quizá la inversión que realizas en un piso de alquiler podrías realizarla en un piso comprado y que siempre será tuyo. ¿Cuál es tu caso?