Archivo de la etiqueta: fincas

En una comunidad de vecinos, uno de los principales problemas que suelen presentarse es gestionar las quejas de los vecinos por el ruido que emiten las personas que viven cerca. Muchas veces, los vecinos dejan la radio a todo volumen o se olvidan de desconectar su televisión, causando un ruido insoportable que no permite dormir. Cómo gestionar las quejas por estos ruidos es un dilema difícil para muchas personas, que no quieren empezar una guerra con sus vecinos, pero necesitan dormir y descansar en su casa. A continuación, os mostramos algunas herramientas que pueden ser útiles para gestionar estas situaciones con vuestros vecinos.

  • Busca información sobre los hábitos de tus vecinos. En ocasiones, tus vecinos tienen un bebé recién nacido, por lo que el ruido que emiten es imposible de paliar. Antes de decidir hablar con ellos es necesario comprender las circunstancias de estos vecinos, porque en ocasiones solamente debemos respetar y esperar a que esta situación pase. También se puede dar la ocasión de que los vecinos trabajen de noche, por lo que es inevitable que emitan algún tipo de ruido al llegar a casa. En un caso así sería necesario ser comprensivo, ya que hay ruidos inevitables y difíciles de controlar.
  • Elige el mejor momento para comentar tus quejas a los vecinos. La asertividad es el mejor consejo a la hora de presentar tus quejas a tus vecinos. Elegir el lugar adecuado y presentar la petición de una forma correcta es importante para evitar disputas.
  • Evita situaciones comprometidas: La mejor forma de evitar que tu vecino se ponga a la defensiva es elegir el momento adecuado para que tu vecino no se encuentre en una situación que le evite ser comprensivo. Si tu vecino regresa de su jornada laboral o está con sus niños pequeños no debemos molestarle con nuestras quejas, ya que es posible que no pueda atendernos al 100% o esté demasiado tenso, por lo que se podría crear una disputa.

En Grupo EM Gestión contamos con profesionales especializados en la gestión de comunidades. Visita nuestra web para más información.

 

El secretario administrador de la redacción del acta está obligado a que consten en la misma todos los puntos tratados durante la junta de la comunidad. Es importante que la información aportada por el secretario administrador no esté influida por las recomendaciones realizadas por el presidente y comuneros durante el día de la junta.

Esto significa que los presidentes o comuneros no pueden convertir el acta en una transcripción literal de lo que ellos manifiesten o expongan, ya que un acta no es una reproducción fiel y exacta de lo que se dijo en la junta, sino que debe plasmar los acuerdos adoptados durante la misma. Por este motivo, nadie puede imponer que el secretario administrador incluya opiniones en el acta.

La información que se debe incluir consta en el artículo 19 de la LPH- EDL 1960/55 y debe ser toda la información aportada, ya que de lo contrario, el acta de la junta realizado por el secretario administrador se convertiría en un documento que plasmaría una transcripción literal de la vida de la junta, en lugar de hacer eco de los acuerdos realizados.

En Grupo EM contamos con un equipo de profesionales especializados en la administración de fincas, que podrán gestionar todo lo relacionado con las juntas de vecinos y otros problemas y mejoras de la comunidad de vecinos.

Visita nuestra web y síguenos en Facebook y Twitter para más información.

 

Al subir las temperaturas hay más probabilidades de que aparezcan insectos en un edificio u otras plagas. Lo primero que hay que determinar a la hora de plantearse la erradicación de una plaga es de donde proviene el foco de la infección.

  • Si viene de una vivienda: La responsabilidad radica en la persona propietaria de la vivienda.
  • Si viene de los alrededores del edificio: se debe analizar si se puede atribuir este problema al ayuntamiento y en su caso, buscar responsabilidad al mismo.
  • Si viene de una zona que pertenece a la comunidad de propietarios: Es responsabilidad de la misma hacerse cargo de la erradicación de la plaga.

A continuación, os describimos cómo proceder para prevenir y erradicar los insectos en un edificio cuando la plaga tiene su foco en una zona que pertenece a la comunidad de propietarios.

  • Información. Para empezar, es relevante saber que el organismo que tiene la competencia municipal es la Unidad Técnica de Control de Vectores, adscrita al Departamento de Salud Ambiental del Instituto de Salud Pública de Madrid. Esta unidad desarrolla, planifica y ejecuta lo relacionado con la prevención y el control de riesgos asociados a plagas en la ciudad. Sería el organismo público al que dirigirse en lo relacionado con las plagas de cucarachas y otros insectos o animales.
  • Unas condiciones higiénicas adecuadas es la única forma de erradicar las plagas en los edificios. Es necesario que se realicen inspecciones técnicas asiduamente para realizar el sellado de las conducciones con el subsuelo, como tuberías de agua, bajantes y sumideros. Muchas plagas pueden erradicarse de forma temprana, ya que los especialistas están capacitados para detectar las infecciones antes de que estas sean percibidas por los vecinos de la comunidad.
  • Prevención. Existen programas de actuación de gestión de plagas que pueden ayudar a controlar la erradicación de insectos en un edificio para minimizar los riesgos para la salud y el medio ambiente y mantener las instalaciones de un edificio libres de insectos y otras plagas.
  • En el caso de ser precisa la aplicación de un producto biocida, se deberá aplicar con las precauciones necesarias y siempre a través de un profesional, evitando la exposición a personas, animales y alimentos.

Cabe destacar la posibilidad de contratar un seguro que incluya la cobertura de control de plagas. Sin embargo, esta gestión no tiene un carácter preventivo, por lo que no incluye la gestión de las inspecciones técnicas.

En Grupo EM Gestión contamos con los mejores profesionales en administración de fincas. Ellos podrán recomendar el mejor procedimiento en estos casos para que la erradicación de la plaga sea lo más rápido y eficiente posible.


Para más información visita nuestra web y síguenos en facebook y twitter.

 

En la mayoría de las ocasiones, cuando se llevan a cabo obras en los inmuebles por parte de los comuneros, es una práctica habitual el uso del ascensor de la finca para el movimiento de los objetos; obviando el uso de grúas o plataformas que lleven a cabo dicho traslado y sin solicitud previa de premiso al Presidente de la Comunidad de Propietarios.

Cuando ello ocurre, el mal uso del ascensor puede conllevar daños, no solo externos, sino internos que puedan afectar el funcionamiento del elevador a corto, medio o largo plazo; y que den lugar a un coste extraordinario para la Comunidad o la empresa de mantenimiento, si no a una consecuencia más gravosa de carácter personal.

A este respecto, Vicente Magro Servet, Magistrado del Tribunal Supremo, expone la posibilidad de “Aprobar en las normas de régimen interno de la Comunidad un apartado donde se incluya que, en caso de este uso del ascensor, será obligatorio avisar a la empresa de mantenimiento para que lleve a cabo una inspección y revisión del ascensor y eleve un informe a la Comunidad que advierta de las posibles consecuencias de ese uso y si ha afectado a la estructura y funcionamiento del elevador”. En este sentido, aconseja la inclusión en el contrato de mantenimiento con la empresa de ascensores de una cláusula donde se recoja la obligación de esta inspección, cuyo coste sería asumido por cada comunero.

subir material de obra al ascensor

Y es que el ascensor de la finca no es un montacargas, ni está concebido para ese fin; de ahí la necesidad de observancia de distintas medidas que, con carácter preventivo, pueda evitar un siniestro de consecuencias materiales o personales impredecibles. Con ello se evitaría toda responsabilidad, no sólo civil, sino penal por imprudencia, originada por fallos de funcionamiento del ascensor; que podría alcanzar tanto a la empresa mantenedora como a la Comunidad de Propietarios.

Conoce los derechos y obligaciones del patio comunitario interior

Cuando en una comunidad de propietarios existen patios interiores de origen comunitario, pero de uso privativo de uno o varios propietarios, entran en juego una serie de reglas de aplicación en cuanto a mantenimiento, obras y reformas.

Para determinar si se trata de patios comunitarios o privativos, basta con dirigirse a las Escrituras de División Horizontal o las propias, donde se establece el carácter de dicho elemento (común o privativo).

En este sentido, el mantenimiento, conservación y limpieza del patio le corresponde al vecino que hace uso de él. Por ello, en caso de que se produjera un daño en elementos comunitarios u elementos privativos de otros vecinos, siendo la causa de dicho daño imputable a una falta de mantenimiento, la responsabilidad de su reparación sería atribuible al propietario que realiza dicho uso. Así el apartado b) del artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, establece como una de las obligaciones del propietario la de “Mantener en buen estado de conservación su propio piso o local e instalaciones privativas, en términos que no perjudiquen a la comunidad o a los otros propietarios, resarciendo los daños que ocasione por su descuido o el de las personas por quienes deba responder”. Un ejemplo de ello sería la obstrucción o el atasco en una arqueta por acumulación de residuos en el patio y falta en la observancia del deber de limpieza.

De otro lado, en caso de que los daños ocasionados en elementos comunes o a otros propietarios se situará en algún efecto de estructura o cimentación del patio común, el responsable de dichos daños -incluso los producidos en el propio patio- y, por tanto, de acometer la reparación de los mismos sería la Comunidad de Propietarios. De este modo, el art. 10.1 de la LPH recoge el carácter obligatorio de todas las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y asegurar el deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo los trabajos necesarios para satisfacer los requisitos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal.

En definitiva, lo esencial para determinar la responsabilidad de los daños que puedan generarse pasa por establecer cuál ha sido el origen de los mismos.

Para cualquier duda o consulta relacionado con la administración de una finca, te puedes poner en contacto con nosotros, y te ayudaremos con tu problema.